El Aborto: ¿Qué dice la Biblia sobre…?

El aborto es una realidad escalofriante alrededor de todo el mundo: una estadística del año 1989 da cuenta de una cifra mundial que rondaría los 55 millones de abortos anuales, lo que significaría, increiblemente, más muertes que las que produce una guerra…

Así y todo, cada vez son más los países que luchan por la legalización de esta práctica.

Como cristianos, debemos adoptar una posición al respecto, no porque sea necesario oponernos al establecimiento de una ley de este tipo, ya que sabemos que las leyes no están confeccionadas por hombres espirituales, y rara vez atiendan a lo que dice la Palabra de Dios sobre ellas. Lo importante es que el hijo de Dios sepa qué dice la Biblia sobre cada tema, para que, más allá de su viabilidad a través del permiso legal, si la ley de Dios se opone, eso sea suficiente para nosotros. El mundo seguirá marchando por sus carriles, y nada nos permite suponer, desde el punto de vista escritural, que el mismo marche hacia su mejoramiento absoluto o hacia su moralización o perfeccionamiento. Todo lo contrario. Mientras tanto, los creyentes que seguimos en el mundo, debemos apartarnos del mal.

Desde el punto de vista de la clase, podemos encontrar tres tipos de abortos: el espontáneo, esto es, el que se produce sin intervención humana de ningún tipo, deviniendo en la pérdida del bebé, a pesar de cualquier esfuerzo en contrario, y el provocado. A su vez, este último puede ser de dos tipos: terapéutico y eugenésico. El primero se practica por orden médica en los casos de embarazo detenido, huevo muerto o embarazo fuera de lugar, los cuales no tienen ninguna posibilidad de subsistencia.

El segundo es el que nos interesa, porque es el aborto practicado deliberadamente, sea por la razón de un embarazo no deseado, o por la sospecha de una malformación o alguna especie de tara en el bebé, u otra causa. En este caso, y sólo en este, hablaremos de aborto propiamente dicho, a los efectos del tema que nos ocupa.

Sería muy fácil desarrollar este tema tan complejo si hubiera alguna cita bíblica explícita que nos aclarara cuál es la voluntad de Dios al respecto…Como no tenemos tal cita, se hace necesario un análisis más concienzudo y profundo de las verdades escriturales.

Para empezar diremos que en la Biblia nunca el aborto es un bien, sino una desgracia. Aquellos que defienden el aborto provocado como un bien, invocando razones de derechos humanos, derechos a la elección, etc., deberían saber que esta no es una opción contemplada en las Sagradas Escrituras. El aborto, en los ejemplos bíblicos, nunca es una elección, sino una fatalidad: Gén. 31:38, Éx. 21:22-24, Job 3:16, Salmos 58:8, Ecl 6:3.

Como contrapartida, siempre y en todos los casos independientemente de la elección de los padres, los hijos son considerados como una bendición, y como herencia divina: Salmos 127:3.

Todo esto podría probar, sin lugar a dudas, que la Palabra de Dios desconoce la práctica del aborto voluntario, y por ello no hay en sus páginas normas expresas que prohiban este recurso.

Este argumento, aunque parece válido, podría resultar insuficiente, toda vez que expresamente no dice la Biblia “No abortarás”. Sin embargo, podríamos remitirnos a la ley dada a Moisés, en la cual encontramos sí, “No matarás” (Éxodo 20:13). Para quien considerara incompleto el consejo del Antiguo Testamento, o pasado de moda, o ya superado en la nueva dispensación, tenemos un texto muy claro del apóstol Pablo, en 1ª Corintios 3: 16 y 17, en el cual se considera al cuerpo como templo del Espíritu Santo, y se exhorta muy seriamente acerca de la prohibición de destruirlo.

Ahora bien: cualquiera está de acuerdo con esto, en términos generales, y nadie se quisiera hacer cargo de la muerte de un ser humano, ni siquiera aquellos que están a favor del aborto. En efecto, el punto medular de la discusión se centra en el interrogante acerca de desde cuándo el embrión puede considerarse una persona, esto es, cuál es el instante, ínfimo, pero bien definido, en que el feto deja de ser una masa de tejidos y comienza a ser un ser humano particular, con cuerpo alma y espíritu.

Y decimos que esta es la cuestión medular, porque los abortistas se apoyan en el “hecho” para ellos obvio de que eso que está en el útero materno no es efectivamente en ser humano, sino una mezcla de células que llegará a su condición de pleno ser en un tiempo futuro.

A esto diremos que nadie estuvo ni está capacitado, ni desde la ciencia, ni desde la filosofía, ni desde la antropología, para determinar cuándo un embrión es un ser humano. Dice un autor: “¿En qué momento, en qué minuto puede uno considerar que una vida no tiene ningún significado y al minuto siguiente pensar que esta misma vida ya es algo precioso?¿Quién se atreve?”

La ciencia sabe que al momento de la concepción las células masculina y femenina han sufrido una transformación que reduce sus cromosomas de cuarenta y seis a veintitrés cada una, para que al unirse, entre ambas formen las cuarenta y seis necesarias para la vida humana.Esta nueva célula producto de la unión contiene ya el ADN (ácido desoxirribonucleico), que lleva en sí toda la información genética que si no es interrumpida dará lugar al nuevo ser. Este ADN contiene la información, a imagen de una complejísima computadora, aun de cómo será ese ser al llegar a la vida adulta. Quizás el Señor ya había previsto este descubrimiento tan reciente como novedoso y nos lo había anunciado en su Santa Palabra… Salmos 139:16.

Ese nuevo ser, aun antes de que su madre sepa de su existencia, a los veinticinco días de ser gestado, ya tiene su corazón latiendo. A los cuarenta y cinco días se pueden captar sus ondas encefalográficas. A las ocho semanas tiene formado el cerebro y sus huellas digitales definitivas, aunque más pequeñas. Dos semanas después tiene en funciones sus glándulas tiroides y suprarrenales, mueve los ojos, traga, mueve la lengua, tiene hormonas sexuales. En la decimosegunda semana tiene uñas, succiona el pulgar, es sensible al dolor.

Ahora bien, algún escéptico podría argumentar que esto no es suficiente prueba de si ese es un ser humano completo, con cuerpo alma y espíritu. Al respecto diremos que, a excepción de Adán, que fue creado del polvo de la tierra, y Dios mismo en un acto posterior le sopla el aliento de vida, todas las demás criaturas humanas son formadas, en cuerpo, alma y espíritu conjuntamente, en el mismo instante de la concepción.

En el Salmo 58:3, el salmista dice que hay impíos que lo son desde el útero, lo cual confirmaría la existencia de un ser con cuerpo, alma y espíritu aun en su vida intrauterina.

Job, en su angustia, añora la posibilidad de no haber nacido, y de esta forma haber pasado a la eternidad desde su habitación prenatal. ( Job 3: 9-19 )

Con todo esto queremos significar que, aun cuando desde la ciencia no se puede establecer el momento exacto en que ese embrión es un ser humano completo, aunque en desarrollo, desde la Palabra de Dios se puede comprender mejor esta realidad, arrancando desde el hecho ineludible, y comprendido por fe, de que Dios es el autor, creador, dador y sustentador de la vida: Hechos 3:15, 1ª Samuel 2:6.

Dice la Biblia que este nuevo ser es creado a imagen y semejanza de Dios, como remarcando la intención santa y sublime que Dios tiene con cada criatura humana, por sobre toda otra criatura. Todo fue creado por la palabra de su poder, pero del ser humano dice que él lo formó, especialmente, y sopló en su nariz el aliento de vida.

El ser humano, además de producto de una relación entre dos personas, y por sobre ella, es

*Creación de Dios : Salmos 139: 13

*Proyecto de Dios: Salmos 139:16

*Propiedad de Dios: Salmos 22: 9 y 10

Veamos algunos otros textos ejemplificadores: Salmos 139:13 – 16, Isaías 49:1, Jeremías 1:5, Salmos 8:4, Gálatas 1:15, Salmos 104: 29 y 30, Job 12: 10, Isaías 44:2 y 46: 3, Mateo 25: 34, Lucas 1: 41 y 43, Lucas 1: 15. Deuteronomio 32:39, 1ª Samuel 2:6, Job 10: 8 y 33:4, Salmos 71: 6, Daniel 5:23, Hechos 17:25.

Todas estas escrituras que estamos analizando probarían espiritualmente (no racionalmente o científicamente) que el hombre es una creación divina: cada hombre de todas las edades, y no generalmente, sino en particular, desde el mayor hasta el más insignificante. Que cada uno estuvo en los planes del Señor desde antes de la fundación del mundo. Que este mismo creador conoce a todos por sus nombres (Isaías 49:1), tiene proyectos sobre ellos, los ha dotado de eternidad, y además que somos propiedad suya, de acuerdo con su soberanía y su amor para con cada uno.

Por todo lo que venimos exponiendo sostenemos que desde el momento exacto en que un óvulo y un espermatozoide se unen, por la voluntad soberana de Dios, eso es ya un nuevo ser, con todas las potencialidades de cualquier humano, dotado de cuerpo, alma y espíritu. Como tal, tiene derecho a la vida como cualquiera de nosotros. ¿Quien consideraría lícito matar a un niño inmediatamente después de nacer, aún invocando razones sumamente entendibles? ¿Por qué, entonces, matarlo antes de que nazca? ¿Sólo por el hecho de no verlo podemos negar su existencia? ¿Podemos olvidar para estos casos el precepto divino de no matar?

Algunos podrán invocar razones de humanidad, para los casos de bebés con malformaciones, enfermedades o discapacidades de cualquier tipo. Así y todo, ¿puede un ser humano decidir sobre la vida de otro que singularmente es una criatura de Dios, pensada, formada, creada y sustentada por él? ¿No es, acaso, negar la eficacia de la soberanía divina sobre el tal ser, sobre su entorno familiar o sobre las circunstancias que los rodean? Veamos algunos textos: Éxodo 4:11, Eclesiastés 7:14, Isaías 45: 9-13, Daniel 4:35, Prov. 16:4.

El aborto es, desde el punto de vista escritural, la muerte de un ser humano como cualquier otro que, aunque aún no ha llegado a desarrollarse en toda su potencialidad, de igual modo ya están escritas de él todas las cosas que habrá de alcanzar, en el decreto de predestinación. Asimismo, desde el primer instante de gestación el Señor ha impreso en su código genético toda la información referente a sus características humanas que lo acompañarán por el resto de su vida: su talla, color de ojos, contextura física, pero también sus rasgos de carácter, inclinaciones, personalidad, etc.

Como criatura de Dios que es, única e irrepetible, merece la vida, que en todo caso no es nuestra, sino de aquel que se la dio.

Matarlo, es cometer un grave pecado, el cual estaba contemplado aun antes de que la ley se formalizara a través de los diez mandamientos: Génesis 4:15, 9:6. A través de estas leyes y estos pactos de Dios con el hombre, lo que el Señor enfatizaba era el carácter santo de la vida humana, que le pertenece doblemente, por creación y por redención.

Como cristianos, entonces, debemos rechazar de plano al aborto como opción, y ni siquiera como opción extrema, exceptuando el caso terapéutico de muerte del feto o de peligro de vida para la madre, el cual es ya casi nulo debido a los avances científicos modernos. En todo caso, estas serán situaciones particulares que deberán conllevar tratos particulares y conclusiones específicas, adaptadas a cada circunstancia, y en ningún caso se podrá generalizar.

Un punto aparte merecen las consecuencias indeseadas de un aborto, que rara vez se explican a quien ha tomado una determinación en este sentido. Más allá de las posibles consecuencias físicas y médicas, que no es el caso tratar aquí, pero que pueden llevar a la esterilidad permanente o a la muerte, más abundantes y factibles de aparecer son las secuelas emocionales, a veces transitorias, las más, permanentes. La naturaleza triple del ser humano hace que este sea mucho más que sólo un cuerpo, que puede no recibir el impacto de un hecho tan grave. El alma y el espíritu humano pueden ser atormentados por serias derivaciones: la ley moral escrita en nuestros corazones por el Creador, más tarde o más temprano, dará cuenta del pecado cometido.

Existen muchos casos, médicamente comprobados, de trastornos severos post-aborto: sentimientos de culpa, ansiedad, depresión, manías, demencia, intentos de suicidio. Muchas veces la persona ni siquiera relaciona su padecimiento con un aborto anterior, pero la realidad del problema se encuentra allí.

Es que la consecuencia del pecado siempre es nefasta. Veamos como ejemplo la historia de David y Betsabé, en 2ª Samuel 11 y 12, y volvamos a comprobarlo en Gálatas 6:7.

También es cierto que todos los pecados que tienen algún tipo de relación con lo sexual acarrean efectos graves: 1ª Corintios 6:18, Salmos 32: 3 y 4, Proverbios 6: 32 y 33.

Lo cierto es que, y siguiendo con el ejemplo de David, nuestro Dios es un Dios clemente y misericordioso, capaz de perdonar este y muchos otros pecados más, y asimismo presto a borrar nuestras iniquidades y las heridas que ellas hayan provocado en nuestro corazón.

Sólo hace falta acercarse a El con arrepentimiento, como David lo expresara en el salmo 51, luego de que el profeta Natán le advirtiera de su pecado.Recién entonces llega la dicha del perdón y el ser rodeado con cánticos de liberación ( Salmos 32).

En cuanto al niño que no alcanzó a nacer, y si creemos todo lo que venimos exponiendo acerca de que es una creación de Dios, dotada de cuerpo, alma y espíritu al momento de su concepción, podemos abrigar la esperanza de encontrarlo allí en su gloria, cuando todo lo pasajero haya terminado, y juntos cantemos las glorias del Cordero…

Porque, estas son “las maravillas del perfecto en sabiduría” y “Por más que el hombre razone, quedará como abismado” (Job 37: 16 y 20).

(Tomado del libro La Iglesia en la sociedad de hoy,
Eliana Gilmartin
,
ed. Solideogloria)

Fuente: http://www.riosdevida.com/contenido.php?id_contenido=14

26 pensamientos en “El Aborto: ¿Qué dice la Biblia sobre…?

  1. muy buena informacion ,deberiamos seguir luchando contra el aborto es lamentable cuando nos enteramos q aun en el pueblo de DIOS se practica el aborto como si nada,

  2. Hola,encontre este sitio de casualidad, buscando biblias gratuitas para reforzar mi e-sword. Realmente me gusta la informacion que brindan. Aqui en Argentina se puja por la legalizacion del aborto. Creo que a los incredulos nada les hace ya un pecado mas, pero si creo que este pecado de decidir la muerte sobre el otro es un tema muy delicado, que puede tener muchas aristas. Y que evidentemente tiene graves consecuencias espirituales para el pais. Me gustaria contactarme con hermanas de latinoamerica. Tienen Blog?

  3. Hola, antes que nada quiero felicitar a las personas que se han tomado el tiempo para realizar este articulo que en lo personal me encanto, que bueno que aun existen personas que estan en contra de tal atrocidad “ABORTO”

  4. yo conoci a cristo cuando era adolescente, me aparte de la iglesia, estuve haciendo una vida no muy buena….me puse de novia a los 16 años y como quede embarazada mi madre me llevo a un lugar a realizarme un aborto por una señora….yo ya conocia a cristo, pero no tuve opcion, al año siguiente con casi 18 años por problemas de convivencia en mi casa me fui a vivir con mi novio del cual volvi a quedar embarazada y ahora tengo un hermoso nene de 11 años….
    cuando mi nene tenia 7 meses quede embarazada nuevamente pero ya por desicion mia y sabiendo lo que hacia con mi esposo recurrimos a la misma señora que me practico el aborto, pasaron los años, hoy tengo un hermosos bebe de 2 años y medio, es muy chiquito todavia para tener hermanitos deciamos con mi esposo.. si tuvieramos otro bebe nos arruinaria economicamente…quede embarazada, nuevamente…y me practique un aborto con pastillas en casa…es algo tan horroroso lo que estoy contando aqui que me da mucha verguenza publicarlo, al leer todo lo que escribo realmente pienso que mi vida ya esta arruinada, que ya no tengo perdon de Dios, me da verguenza hablar con Dios pedirle perdon por mis pecados, quiero y necesito estar en el camino del señor pero ya no tengo perdon con tantas cosas que hice…quiero congregarme en la iglesia donde iba de chica, pero tampoco quiero ocultar ni tapar mi realidad porque emocionalmente me hace muy mal, para mi esposo es como si nada pasara, es algo normal para el, pero para mi estoy mal, mi corazon esta mal…que hago?? necesito ayuda!!! alguien podra escribirme a mi correo?? si voy a congregarme a mi iglesis el señor estara conmigo?? el señor me predonara?? o ya no tengo perdon de Dios?? y sigo como estoy hasta ahora??
    mi correo es norlivelez@hotmail.com espero alguien me ayude y me escriba….

    • Relmente independientemente como.cristiana y como ser humano considero que nadie puede juzgar a otro ser humano mientras tengamos vida hay esperanzas pero tampoco.podemos pecar deliberadamente arrepentirse de corazon y humillarse ante nuestro creador siempre es un buen inicio para tener una relacion con Dios y.obtener su perdon

    • Hola , de casualidad lei su testimonio de vida
      y dejame decirte que Dios perdona Todo Todos los pecados a todas las personas que como usted se han arrepentido.
      Dios Es Misericordia , Dios es Amor…
      Jesus vino a Salvar a los heridos , enfermos y pecadores
      Y hay gozo en el cielo para un arrepentido.
      Dios conose su corazon contrito y humillado.
      Vaya con un Sacerdote ellos tienen la autoridad de perdonar pecados en el nombre de JESUS
      Pero desde ya le digo que Jesus ya la perdono pero siempre es bueno ir a confezarse.

      Dios la bendiga.

      • Hola disculpe la observación. estoy de acuerdo con usted en que Dios es Dios de Misericordia y que Él es Amor. aunque difiero en que debamos acudir a un sacerdote para confesar nuestros pecados para que los perdone. Discúlpeme pero aparte de que Dios perdona los pecados; ningún hombre en la tierra tiene esa PRERROGATIVA o Autoridad que solo pertenece a Dios.

      • Estamos de acuerdo. Solamente Dios tiene la autoridad para perdonar pecados. Sin embargo, nosotros estamos también llamados a perdonarnos los pecados y las ofensas unos a otros. Bendiciones.

    • yo lo que puedo decirte es que Dios es Dios de amor y misericordia, lo que hisiste no tiene vuelta atras, lo que ahora tu haras es arre`pentirte de todo tu corazon, decirle a Dios con todas sus letras que te perdone los crimenes que has cometido, y prometerle no volverlo hacer nunca mas, se despues con la ayuda de Dios mas pero mucho mas responsable, ya que como dices a tu esposo le da igual, eres tu la que sabra que haser de Tu vida ante Dios 1JUAN 1:9 BENDICIONES.

    • Dios le bendiga hermana leí su testimonio y quiero decirle que Dios si le puede perdonar su pecado.Porque la biblia dice que Dios perdona al mas vil pecador, también dice la biblia que “venid a mi y estemos a cuenta aunque tus pecados fueren rojos como el carmesí vendrán a ser blancos como la blanca lana.
      isaias 1,18
      otra cosa mas, porque si no te arrepientes te condenaras en el infierno.Ahora busca una iglesia cristiana de sana doctrina y congrega ahí

  5. hola soy aleida Diaz vivo en Venezuela, no estoy de acuerdo con el ABORTO, por que el dador de la vida es nuestro señor jesus cristo y el es el que decide sobre quitar o dar la vida, y cuando venga el hijo del hombre en su trono de gloria, le va a pedir cuentas a cada una de
    esas madre que le quitaron la vida a sus hijos, por que dejame decirte,
    que los hijos son unas bendiciones para cada madre,y ella no le dieron la oportunidad de vivir. y nosotros como hijos de Dios tenemos ,
    que tomar la autoridad que nos dio nuestro señor, de meternos en oracion y ayuno por cada Familia de Esta tierra, el pueblo que somos un pueblo santo redimido, con tada las armaduras, que nos dio el Sr. y no permitirle mas a el enemigo que haga de la suyas por que el esta vencido, por que el señor,lo vencio en la cruz del calvario. amen

  6. Si al caso de no estar de acuerdo ¿por que la biblia no hizo una mención explicita? La practica del aborto tiene una antigüedad considerable, y esta refiriéndonos a los abortos inducidos por causa de las relaciones extra-conyugales, con lo cual entonces no pasaba desapercibida sus practicas desde milenios a.C. Hasta la sexta semana, o sea mes y medio. El feto no tiene un corazón latente, su forma sigue siendo al de un espermatozoide que empieza a formarse. Con lo cual hasta aquí no posee vida, si no hay vida, no hay muerte, es un espermatozoide. Pero vamos a dejar esto a un lado, y mi pregunta es ¿que hacer en determinadas ocasiones? Por ejemplo ante una violación, una niña como podría ser tu hija, que con 12 años se dejo tentar por lo carnal, y su convincente novio le dijo “yo controlo”. ¿si tu hijo detectan los médicos que va nacer con síndrome de dawn, darías a tu hijo esa calidad de vida? Me gustaría saber si en el caso este no es que decidieras ser egoísta por los cuidados y atención a tu hijo, si no tambien por los propios problemas de los cuales tu hijo si seria consciente tener respecto a otros. Los creyentes tienen que aquello que el hombre haga, es por que Dios lo quiso así ¿Nos dejaría avanzar tanto Dios en la ciencia como para prevenir los sufrimientos de las enfermedades? Recordemos que Dios castigo a los hombres con muerte, para dejar que sus fieles y seguidores estuviesen a salvo. ¿No es esto una medida de prevención? Yo mismo me tuve que decidir junto mi pareja, en tomar esta decisión. Por que como si me tocara la lotería (lo digo por la estadistica de posibilidades) yo fui uno de eses 1% cuales el método anticonceptivo no fue eficaz. Mi sueldo en aquel entonces no era suficiente para poder tener un niño. Vivíamos de alquiler, con horas extras y todo, no nos podíamos permitir tansiquiera salir un solo día al cine, y malamente nuestro ocio era irnos de picnic al parque. ¿Que vida le esperaría, que pasaría si ese niño naciera con algún problema?
    No, no soy creyente. Pero si van hacer alguna comparación con el demonio preferiría que pudiesen saber cuanto mis padres se esforzaron en darme valores para tener mi ética moral sostenida en el respeto, los derechos fundamentales de los humanos, tolerancia, solidaridad, y consideración. Caer en los juicios no solo es pecado, tambien necedad. Estoy de acuerdo con el aborto en muchos casos, no digo que en todos. Pero si por mi fuera ajustaría la ley hacer del hombre tan responsable del embarazo como la mujer, por que en el momento de tener relaciones sexuales el tambien decidió (esto significaría junto a la mala educación y falta de responsabilidades a los hijos, mas del 60% de imprudencias en el sexo)
    Por ultimo ¿que ley aplicaría usted? ya que hace mención de una ley arbitrada por los no creyentes, cosa que discreparía…

    No irrumpo aquí gratuitamente, buscando cierta información me encontré con tu pagina, leída tu exposición desee contextuar con mi opinión y sin animo de ofender y faltar al respeto a nadie.

  7. hola, soy cristiana, estuve embarazada de 11 semanas y lamentablemente lo perdi, estabamos tan ilucionados con mi esposo y familias, estoy muy triste y con muchas preguntas… me siento tan mal, pero aun asi confio en dios…es dificil

  8. eclesiastes 7:4 en el día del bien goza del bien; y enel día de la adversidad considera. Dios hizo tanto lo uno como lo otro, afin de que el himbre nada alle después de él.

  9. HOLA SI ANTES DE IR A LA IGLESIA HE COMETIDO UN ERROR,YO ME ARREPENTI CUANDO RECIBI A DIOS NO VOY A IR AL CIELO O Q PASARA

  10. Yo lei la biblia, hay que hacer la voluntad de Dios .si tu eres creyente tienes que tener mucha fe y leer todos los dias un poquito de la Biblia eso Dios le agarda es una forma de acordase de èl y de nuestro Señor Jesucristo. No abortais, es una criatura un regalo de Dios que nos da .Dios os bendiga a todas las mujeres embarazadas . yo tengo 3 hijos soy de francia .un saludo

  11. me parece una informacion super importante y necesaria estoy de acuerdo y que nuestro Padre Celestial los siga bendiciendo es una triste realidad y de cobardes quienes toman esta opcion como la mejor con todo si en su corazon se arrepienten Dios es misericordioso y puede perdonar este pecado Bendiciones y sigan adelante

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s