Archivos

Dios no Patrocina Fracasos

¿Sabes que se necesita para ser mamá? Bueno podrías darme argumentos como: para ser mamá primero se necesita ser responsable, tener madurez física como intelectual, planificar bien….etc. Pero la verdad básicamente lo que se necesita para ser mamá es un “papá”. ¿Cierto? Bien ahora que ya sabemos lo que se necesita para ser mamá dime, ¿Cómo se hace un bebé?. Bueno para nadie es un secreto que para engendrar un bebé ambos padres aportan células importantes. ¿Cuáles son? La madre aporta algo que se llama óvulo y el papá aporta algo que se llama esperma en el cual viajan los espermatozoides. Ahora bien, luego de esta introducción…..dime ahora…. ¿cuántos Espermatozoides compiten para llegar al óvulo de la madre? ….uno, dos, diez,…..¿cuántos?, ¡correcto!….millones, tras millones, tras millones. ¿Hasta aquí estamos de acuerdo?, correcto, ahora dime… de esos millones que compiten, ¿cuantos fecundan el óvulo?, medio millón, diez, doce, …dime…¿Cuántos?, permíteme recordártelo UNO….el más capaz el más rápido, el más fuerte, el que le ganó a esos millones. ¿Sabes?. En esa carrera no hay premio para el segundo lugar… es decir de millones sólo uno alcanza el premio de la vida, el campeón o la campeona. Es decir… TU. Desde el momento en que eres concebido en el vientre de tu madre ya traes la casta de campeón o campeona, ya eres un ganador. 

Dios no patrocina fracasos. Si Dios que es el Señor de la vida quiso darte ese don, no es por un azar de la vida, tampoco por el fallón de un anticonceptivo,es por que él tiene un plan maravilloso para ti. Por eso cuándo tu dices: “yo no sirvo para nada, yo no se por qué nací, yo soy lo peor, yo soy basura”… estás ofendiendo a Dios, porque Él te hizo a su imagen y semejanza. Dios…… no hace basura. Eres importante, eres especial!. Hubo un momento en el que creías que la tristeza sería eterna; pero volviste a sorprenderte a ti mismo riendo sin parar. Hubo un momento en el que dejaste de creer en el amor; y luego apareció esa persona y no pudiste dejar de amarla cada día más. Hubo un momento en el que la amistad parecía no existir; y conociste a ese amigo que te hizo reír y llorar, en los mejores y en los peores momentos. Hubo un momento en el que estabas seguro que la comunicación con alguien se había perdido; y fue luego cuando el cartero visitó el buzón de tu casa. 

Hubo un momento en el que una pelea prometía ser eterna; y sin dejarte ni siquiera entristecerte terminó en un abrazo. Hubo un momento en que un examen parecía imposible de pasar; y hoy es un examen más que aprobaste en tu carrera. Hubo un momento en el que dudaste de encontrar un buen trabajo; y hoy puedes darte el lujo de ahorrar para el futuro. Hubo un momento en el que sentiste que no podrías hacer algo: y hoy te sorprendes a ti mismo haciéndolo. Hubo un momento en el que creíste que nadie podía comprenderte; y te quedaste boquiabierto mientras alguien parecía leer tu corazón. Así como hubo momentos en que la vida cambió en un instante, nunca olvides que aún habrá momentos en que lo imposible se tornará un sueño hecho realidad. 

Nunca dejes de soñar, porque soñar es el principio de un sueño hecho realidad. Envíalo a las personas que quieres mucho , aunque no los veas siempre aunque no les hables siempre … , pues recuerda “todo lo que sucede, sucede por una razón”

Que Dios los bendiga,

Carolina

 

Una Historia Para Niños Grandes

“Yo era todavía un niño pequeño. Entre las muchas cosas que me deslumbraban estaba el viejo teléfono, que en la época era una antigua caja de madera colgada en la pared, con el auricular suspendido a su costado.
Lo que más me intrigaba era que en su interior vivía un pequeño genio, muy inteligente y amable que sabia todas las cosas: la hora que era, el tiempo que haría al otro día, el horario de los trenes, los teléfonos de los amigos de mis padres, y su amabilidad para decir todo lo que mis padres deseaban comunicarles.
Deseaba mucho conocer el nombre de este mago chiquito así que me puse a escuchar todo lo que mi madre le decía, hasta que descubrí que ella lo llamaba: “Informeporfavor”. 
 
Las cosas mágicas siempre tienen nombres largos, como “abracadabra”. Mi primer contacto con “Informeporfavor” se produjo un día que nunca olvidare, cuando mi madre visitaba una vecina y me dejó sólo por unos minutos. Yo aproveché para bajar al sótano, en donde mi padre tenía su tallercito casero. Me puse a golpear con el martillo hasta que me di tal martillazo en un dedo que este se hinchó hasta parecerse a una morcilla.
No ganaba nada con gritar como un loco, pues en la casa no había nadie para escucharme. Pero entonces… que maravilla!!! Me acordé del genio “Informeporfavor”. Subí tan rápido como pude, descolgué el teléfono y le hablé : “Informeporfavor”. En efecto, el estaba allí. Y además tenía una suave voz de mujer. 
 
Tal vez en vez de un genio era una genia. En cuanto me respondió, y ya que había alguien para escucharme me puse a llorar con todas las ganas, y como pude le conté lo que me pasaba.
“Estaba sólo en la casa, y me había golpeado un dedo, y…”Informeporfavor me pregunto” podes alcanzar en el freezer los cubitos de hielo?. Le dije “sí, puedo”.
Y me explicó que los aflojara bajo el chorro de agua, que sacara uno y me lo pusiera sobre el dedo. Eso me hizo mucho bien y pensé que tal vez “Informeporfavor” había hecho un poco de magia para ayudarme. Desde entonces yo llamaba en secreto a “Informeporfavor” para consultarla por todo: “Como se deletrea y se escribe : “fijar”. “Como se calcula el área de un cuadrado”. “Cual es la capital de España?” Y en seguida, “Informeporfavor” me decía todo, con una paciencia extraordinaria y me lo repetía si era necesario. 
 
Pero creo que la mas grande ayuda que Sally me dio, fue un día cuando mi adorado canarito apareció muerto en su jaula. Eso me dolió mucho más que el martillazo en el dedo. Llamé a “Informeporfavor” y le conté mi profunda tristeza. ¿Puede usted explicarme, – le pregunte- cómo es posible que un pobre pajarito que pasa el día cantando para alegrarnos a todos, termine un día caído sin poder moverse, en el piso de su jaula? Pensó un momento, y luego me dijo : “Vos sabes, hay otros mundos a donde ir a cantar”… Aquellas palabras me consolaron porque imaginé al pajarito feliz, cantando en otro mundo tal vez más lindo que el nuestro. Un día, cuando ya habíamos hablado algunas veces más, me pregunto mi nombre. Yo le dije “Peter”. Y ella me dijo “Me podes llamar Sally”.

Algunas semanas mas tarde, mi papá fue trasladado a causa de su trabajo y fuimos a vivir bastante lejos del pueblo en donde telefoneaba a Sally. En la nueva ciudad, cuando llamaba por teléfono a “Informeporfavor”, me contestaba alguien que no era Sally y a Sally nadie la conocía. Tuve una gran pena.

Luego crecí, y me enseñaron como funcionan los teléfonos y aprendí que los genios no existían. Entonces tuve más deseos de conocer a esa segunda mamá que era Sally.Un día, siendo ya un joven empleado tuve que hacer un viaje en avión y descender en transito cerca de mi antigua aldea natal. Tenía media hora entre dos aviones. Así que fui al teléfono público, llame y pedí a Sally. Cuando ella me respondió le pregunte: Sally, podrías decirme ¿cómo se deletrea “fijar” ?. Pensó un momento y me respondió: “Espero que tu dedo ande un poco mejor!”

Y entonces los dos estallamos en una carcajada simultánea. Le conté mi nueva vida, mi empleo, y le agradecí todo lo que había hecho por mi siendo niño.

Le dije todo lo que ella había significado en mi vida. Pero entonces fue ella la que me dijo, soy yo la que te debe mucho. No puedes imaginarlo: siempre soñé con tener un hijo, pero no lo tuve y vos llenaste de manera formidable ese vacío.

 

EL Amor es Libertad

Una vez un reconocido guerrero indígena y la hija de una mujer que había sido matrona de la tribu, se enamoraron profundamente, habían pensado en casarse, para lo cual tenían el permiso del cacique de la tribu.
Pero antes de formalizar el casamiento fueron a ver al anciano de la tribu, muy sabio y respetado, que tenía palabras de bendición para la tribu.

El sabio, les dijo que ellos eran buenos muchachos, jóvenes, y que no había ninguna razón para que nadie se oponga. Entonces ellos le dijeron que querían hacer algo que les diera la formula para ser felices siempre.

El sabio les dijo: – Bueno hay algo que podemos hacer, pero no sé si están dispuestos porque es bastante trabajoso. – Sí, claro, le dijeron. Entonces el sabio le pidió al guerrero que escale la montaña más alta, busque allí al halcón más vigoroso, el que vuele más alto, el que le parezca más fuerte, el que tenga el pico más afilado, y que vivo, se lo traiga. Y el sabio le dijo a ella: a ti no te va a ser tan fácil, vas a tener que internarte en el monte, buscar el águila que te parezca que es la mejor cazadora, la que vuele más alto, la que sea más fuerte, la de mejor mirada, vas a tener que cazarla sola, sin que nadie te ayude y vas a tener que traerla viva aquí.Cada uno salió a cumplir su tarea. Cuatro días después volvieron con el ave que se les había encomendado, y le preguntaron al sabio: ¿Ahora qué hacemos?, ¿las cocinamos?, ¿las comemos?, ¿qué debemos hacer con ellas?”

No, nada de eso dijo riendo el sabio y les dijo: ¿ustedes quieren ser felices?.  Sí, le dijeron.
¿Volaban alto?, preguntó, ¿Eran fuertes sus alas, eran sanas, independientes? Sí, contestaron.
Muy bien, dijo el sabio, Ahora deben atarlas entre sí por las patas y suéltenlas para que vuelen”…
Entonces el águila y el halcón comenzaron a tropezarse, intentaron volar, pero lo único que lograban, era revolcarse en el piso, y se hacían daño mutuamente, hasta que empezaron a picotearse entre sí.
Entonces el sabio de la tribu les dijo: “Si ustedes quieren ser felices para siempre:

VUELEN,  PERO JAMÁS SE ATEN EL UNO AL OTRO”… 

Cuando dos personas se unen por amor, ambos desean íntimamente que esa unión sea duradera. Nadie puede asegurar el éxito o el fracaso de una relación, sólo los integrantes de la pareja, son los principales protagonistas y de ellos depende que la relación perdure. Debemos tener en cuenta que son dos personas diferentes unidas por un gran sentimiento: El Amor. 

El amor verdadero sólo se concibe en libertad, Las promesas, los juramentos, los papeles legales aunque forman parte, no tienen ningún efecto. El Amor llega cuando quiere y se va de la misma manera. No hay quien pueda gobernarlo. Quien nos ama sólo espera que su amor sea respondido también con amor.

1 Juan 4:8

El que no ama, no conoce á Dios; porque Dios es amor.

Tesoro Bajo la Tierra

Era un día cualquiera. Un pobre labrador oye un ruido bajo la rueda del rastrillo del arado; mira desconcertado descubriendo que ha desenterrado un tronco llenó de monedas de oro, una inconmensurable fortuna para él!  Nuestro hombre arrastra el tronco hasta el frente de su rancho y lo entierra profundamente en su jardín.  

Por días piensa y repiensa: Qué hacer con todo eso? Imagina todo lo que podría comprar y decide dejarlo enterrado… Con ese tesoro, cualquier cosa podrá resolverse. Este tronco lleno de monedas de oro, será su seguridad ante el acontecimiento de un imprevisto, una calamidad o una dura temporada.
Tener la seguridad de su tesoro enterrado cambia sustancialmente el carácter de nuestro hombre: de precavido, se transforma en un ser relajado; de gruñón y taciturno, pasa a ser un hombre chispeante y agradable, elimina su temor y su intolerancia y los cambia por confianza, fe y compasión. De hecho, ahora concibe la vida como una experiencia hermosa y feliz, sabiendo que, aunque lleguen cosas duras, podrá hacerles frente.
 
Toda la vida de este ser da un giro radical para bien suyo, de su familia, amigos y allegados, llegando incluso a transformar el estado de la comarca, pues se va tornando en un hombre esforzado, positivo e influyente, su marco de acción se engrandece sustancialmente. La abundancia sin límites caracteriza ahora su vida.
 
Pero tras muchos años de buen vivir, las últimas horas de este notable y amado hombre llegan. Antes de expirar, nuestro amigo reúne a sus hijos y les revela su increíble y bien guardado secreto. Entonces, tranquilo, muere en paz.
 
Al día siguiente, muy temprano, sus hijos cavan afanosamente en el lugar indicado, y encuentran el tronco. Pero, para sorpresa de todos, está vacío. Las monedas habían sido robadas por unos aventureros desde hacía más de 10 años.
 
REFLEXION
¿Cuál es el verdadero Tesoro?. Observemos que no fue el hecho de SER rico lo que dio seguridad y felicidad a nuestro héroe, sino más bien, la IDEA de que tal riqueza y felicidad existían. La interpretación y actitud que despertó en nuestro hombre.
 
Esta historia nos da una perspectiva acerca del poder que tienen nuestros pensamientos.
 
Cuando tengamos la sensación de que somos desgraciados, apartados, olvidados, no merecedores de algo, o decididamente malvados, pensemos si no estamos otorgando un poder especial a nuestros  pensamientos. Apresurémonos a dar un giro mental a la situación y desenterremos nuestro Tesoro.

Farmacia

No había en el pueblo peor oficio que el de portero de la Farmacia, pero ¿qué otra cosa podría hacer aquel hombre? De hecho, nunca había aprendido a leer ni a escribir, no tenia ninguna otra actividad ni oficio.

Un día se hizo cargo de la Farmacia un joven con inquietudes, creativo y emprendedor. El joven decidió modernizar el negocio, hizo cambios y después cito al personal para darle nuevas instrucciones, al portero, le dijo: – a  partir de hoy usted, además de estar en la puerta, me va a preparar un reporte semanal donde registrara la cantidad de personas que entran día por día y anotara sus comentarios y recomendaciones sobre el servicio. El hombre tembló, nunca le había faltado disposición al trabajo pero…..me encantaría satisfacerlo, señor – balbuceo  pero yo… yo no sé leer ni  escribir.-¡Ah! ¡Cuánto lo siento! -Pero señor, usted no me puede despedir, yo trabaje en esto toda mi vida. No lo dejo terminar.

Mire, yo comprendo, pero no puedo hacer nada por usted. Le vamos a dar una indemnización para que tenga hasta que encuentre otra cosa, así que, lo siento que tenga suerte; y sin mas, se dio vuelta y se fue.
El hombre sintió que el mundo se derrumbaba. Nunca había pensado que podría llegar a encontrarse en esa situación. ¿Qué hacer?.

Recordó que en la Farmacia, cuando se rompía una silla o se arruinaba una mesa, él, con un martillo y clavos, lograba hacer un arreglo sencillo y provisorio. Pensó que esta podría ser una ocupación transitoria hasta conseguir un empleo. El problema es que solo contaba con unos clavos oxidados y una tenaza mellada. Usaría parte del dinero para comprar una caja de herramientas completa.  Como en el pueblo no había una ferretería, debía viajar dos días en mula para ir al pueblo más cercano a realizar la compra. ¿Que más da? pensó, y emprendió la marcha.

A su regreso, traía una hermosa y completa caja de herramientas.De inmediato su vecino llamo a la puerta de su casa. Vengo a preguntarle si no tiene un martillo para prestarme. Mire, si, lo acabo de comprar pero lo necesito para trabajar… como me quede sin empleo…Bueno, pero yo se lo devolvería mañana bien temprano.

Esta bien. A la mañana siguiente, como había prometido, el vecino toco la puerta. Mire, yo todavía necesito el martillo. ¿Por que no me lo vende?. No, yo lo necesito para trabajar y además, la ferretería esta a dos días de mula.

Hagamos un trato – dijo el vecino – Yo le pagare los dos días de ida y los dos de vuelta, mas el precio del martillo, total usted esta sin trabajar ¿que le parece?. Aceptó y volvió a montar su mula.
Al regreso, otro vecino lo esperaba en la puerta de su casa.
Hola, vecino. ¿Usted le vendió un martillo a nuestro amigo? – Si….- Yo necesito unas herramientas, estoy dispuesto a pagarle sus cuatro días de viaje, mas una pequeña ganancia. Yo no dispongo de tiempo para el viaje.

El ex-portero abrió su caja de herramientas y su vecino eligió una pinza, un destornillador, un martillo y un cincel. Le pago y se fue.”…No dispongo de cuatro días para compras”, recordaba. Si esto era cierto, mucha gente podría necesitar que él viajara a traer herramientas.
En el siguiente viaje arriesgo un poco más del dinero trayendo mas herramientas que las que había vendido. De paso, podría ahorrar algún tiempo de viajes. La voz empezó a correrse por el barrio y muchos quisieron evitarse el viaje.

 

Una vez por semana, el ahora corredor de herramientas viajaba y compraba lo que necesitaban sus clientes.
Alquiló un galpón para almacenar las herramientas y algunas semanas después, con una vidriera, el galpón se transforma en la primer ferretería del pueblo. Todos estaban contentos y compraban en su negocio.
Ya no viajaba, los fabricantes le enviaban sus pedidos. Él era un buen cliente. Con el tiempo, las comunidades cercanas preferían comprar en su ferretería y ganar dos días de marcha.

Un día se le ocurrió que su amigo, el tornero, podría fabricar para él las cabezas de los martillos.
Y luego, por qué no? Las tenazas… y las pinzas… y los cinceles. Y luego fueron los clavos y los tornillos…. Para no hacer muy largo el cuento, sucedió que en diez años aquel hombre se transformó, con honestidad y trabajo, en un millonario fabricante de herramientas.

Un día decidió donar a su pueblo una escuela. Allí se enseñaría, además de leer y escribir, las artes y oficios más prácticos de la época. En el acto de inauguración de la escuela, el alcalde le entrego las llaves de la ciudad, lo abrazó y le dijo: Es con gran orgullo y gratitud que le pedimos nos conceda el honor de poner su firma en la primera hoja del libro de actas de la nueva escuela.

El honor seria para mí – dijo el hombre -. Creo que nada me gustaría más que firmar allí, pero yo no se leer ni escribir. Yo soy analfabeto.

Usted? – dijo el Alcalde, que no alcanzaba a creerlo -Usted construyó un imperio industrial sin saber leer ni escribir? Estoy asombrado. Me pregunto, qué hubiera sido de usted si hubiera sabido leer y escribir?
Yo se lo puedo contestar – respondió el hombre con calma -Si yo hubiera sabido leer y escribir… seria portero de una Farmacia!.
 
Generalmente los cambios son vistos como adversidades. Las adversidades encierran bendiciones. Las crisis están llenas de oportunidades. Cambiar y adaptarse al cambio siempre será la opción más segura.

Dice Dios de la siguiente forma: “Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.” Jeremías 29:11

F A M I L Y

Tropecé con un extraño que pasaba y le dije perdón. El contestó discúlpeme por favor; no la vi. Fuimos muy educados, seguimos nuestro camino, nos despedimos; pero en casa es otra historia al tratar a los nuestros, ancianos, jóvenes o niños.

Más tarde, al estar cocinando, estaba mi hijo muy cerca de mi. Al voltear casi le pego, – Quítate – le grité, él se retiró sentido, sin que yo notara lo duro que le hablé.
 
Estando despierta al acostarme Dios me dijo suavemente: “Trataste al extraño cortésmente. Pero abusaste del niño que amas”.
 
Entonces fui a la cocina cuando encontré unas flores en el piso, cerca de la puerta. “Son las flores que cortó y te trajo”, dos rosas una amarilla y otra azul.
 
“Estaba calladito para darte la sorpresa y no viste las lágrimas que llenaron sus ojos”. Me sentí miserable y empecé a llorar. Suavemente me acerqué y me arrodillé junto a su cama y le dije, – despierta pequeño, despierta. – Son estas las flores que cortaste para mi?. Él sonrió y dijo: – Las encontré junto al árbol. Las tomé porque son bonitas como tú, en especial la azul.
 
– Hijo, siento mucho lo que hice, no te debí gritar. Él contestó, – Está bien Mami. Yo te quiero de todos modos. Yo también te quiero y me gustan las flores, especialmente la azul.
 
Toma en cuenta que si morimos mañana, en cosa de días la empresa cubre el puesto.
Pero la familia que dejamos sentirá la pérdida por el resto de su vida.
Piensa en ello, nos entregamos más al trabajo que a nuestra familia…
Aunque trabajar es necesario, piensa invertir tu tiempo de la forma más inteligente.
 
Sabes lo que significa “FAMILY”
(FAMILIA en inglés?)
 
F ather
A nd
M other
I
L ove
Y ou
(“Papá y Mamá yo los amo”)

¡Rompecabezas!

Un científico, que vivía preocupado con los problemas del mundo, estaba resuelto a encontrar los medios para aminorarlos.  Pasaba días en su laboratorio en busca de respuestas para sus dudas.  Cierto día, su hijo de 7 años invadió su santuario decidido a ayudarlo a trabajar.

El científico, nervioso por la interrupción, le pidió al niño que fuese a jugar a otro lugar. Viendo que era imposible sacarlo, el padre pensó en algo que pudiese darle con el objetivo de distraer su atención. De repente se encontró con una revista en donde venía el mapa del mundo, ¡justo lo que precisaba!

Con unas tijeras recortó el mapa en varios pedazos y junto con un rollo de cinta se lo entregó a su hijo diciendo:  “Como te gustan los rompecabezas, te voy a dar el mundo todo roto, para que lo repares sin ayuda de nadie”. 

Entonces calculó que al pequeño le llevaría días componer el mapa, pero no fue así. Pasadas un par de horas, escuchó la voz del niño que lo llamaba calmadamente.  “Papá, papá, ya hice todo, conseguí terminarlo”.

Al principio el padre no dio crédito a las palabras del niño.  Pensó que sería imposible que, a su edad, haya conseguido recomponer un mapa que jamás había visto antes.  Desconfiado, el científico levantó la vista de sus anotaciones con la certeza de que vería el trabajo digno de un niño.  Para su sorpresa, el mapa estaba completo. Todos los pedazos habían sido colocados en sus debidos lugares. ¿Cómo era posible? ¿Cómo el niño había sido capaz?

– Hijito, tú no sabías cómo era el mundo, ¿cómo lograste armarlo?
– Papá, yo no sabía cómo era el mundo, pero cuando sacaste el mapa de la revista para recortarlo, vi que del otro lado estaba la figura de un hombre.

Así que di vuelta a los recortes y comencé a recomponer al hombre, que sí sabía como era.  Cuando conseguí arreglar al hombre, di vuelta la hoja y vi que había arreglado al mundo.“Si yo cambiara, el mundo cambiaría”.